fbpx

Mi carrito

LA PARTE POSITIVA DEL FRÍO

Aunque para muchos el frío no tiene nada de positivo… siempre se debe sacar el lado bueno de las cosas, no? Pues el frío también tiene!

Muchos asociamos el frío a una época gris, triste, sin mucha actividad… pero cuándo sepas los beneficios que este nos puede aportar, quizá queramos pasara un poquito más de frio de vez en cuándo.

Para aquellos que deseen perder peso, este clima es ideal! Las bajas temperaturas elevan de forma considerable el metabolismo, facilitando por tanto la quema de grasa. Significa también que se queman mas calorías si se practica deporte en clima frio que en con calor.

A demás, con el frio el cuerpo se estresa menos y es más agradable correr  o practicar deportes exteriores. El clima húmedo y cálido agota más al cuerpo.

Aunque parezca que exponerse a las bajas temperaturas pueda ponernos de mal humor, al contrario, mejora el animo. ¿Por qué? Porqué eleva los niveles de noradrenalina, dopamina y betaendorfinas, que estimulan la atención y la capacidad de reacción. Más de un psicólogo, ante síntomas de depresión del paciente, recetan duchas de agua fría, para que estos niveles se alteren y se eleven!

El frío reduce las inflamaciones; cuándo nos torcemos o hacemos un esguince en alguna parte del cuerpo, lo recomendado es aplicar hielo para evitar que se inflame más…  el frío pues,  será un antinflamatorio natural. Aquellos que se sufran de mala circulación y se les hinche las rodillas, piernas, manos… con el frío notarán que no les sucede tanto. El efecto del frio evita que que la sangre salga de las paredes de las venas y se acumule en los tejidos.

Mente más lucida con el frío. Con el calor, el bochorno… no dan muchas ganas de pensar y tomar decisiones importantes. Las temperaturas cálidas tienden a agotar los recursos del cuerpo como la glucosa, que su carencia conlleva a la dificultad de pensar con claridad.

Estos son, entre otros, algunos de los beneficios que el frio o las temperaturas bajas nos aportan, y aunque parezca que el frio nos haga padecer más, en muchas ocasiones está dando un descanso a nuestro cuerpo y beneficiándolo.

COLORES SALUDABLES

Siempre hemos oído, cuánto más color más alegría! Pues a la hora de comer no es menos !

Los colores deben aportarnos alegría, y  comer colorido tendrá el mismo efecto.

Varios expertos nutricionales han confirmado que es muy importante prestar atención a los colores que ponemos en el plato.

A veces nos encallamos en buscar la mejor de las dietas, la más exitosa, la que contenga menos calorías, hasta pasar hambre… No hace falta irse tan lejos, muchas veces la clave radica en incorporar nuevos colores al plato.

Es tan sencillo como pensar que los alimentos con más color son los que tienen más vitaminas, fibras,  minerales y antioxidantes.

Muchas sustancias que afectan al organismo se identifican con colores específicos.

Alimentos por colores y sus aportes:

  • Blanco: aunque normalmente los alimentos blancos suelen pasar a amarillos con el paso del tiempo, estos son ricos en antioxidantes, antimicrobiana y son antinflamatorios. Son buenos para el corazón y ayudan a controlar el colesterol.

¿Ejemplos? El puerro, la cebolla, el ajo…

  • Rojo: Riquísimas en vitamina A y C, mucho potasio y antioxidantes pues contienen altos niveles de licopeno y caroteno. Protegen naturalmente al corazón y los pulmones. En este grupo se encuentran los tomates, pimientos rojos, sandía…
  • Naranja: los culpables de dar color naranja  a los alimentos son el alfacaroteno y el betacaroteno. Los alimentos de color naranja como por ejemplo las zanahorias, mangos, naranjas, bonitos.. protegen la piel y ayudan a reparar el ADN dañado.
  • Amarillo: los alimentos amarillos producen un efecto antioxidante al mismo tiempo que estimulan el sistema inmunitario. Son perfectos protectores de la piel y la visión. El limón, el maíz, plátano, ciruelas amarillas, piña… son ejemplos de alimentos amarillos.
  • Verde: que el alimento sea verde significa que va a ser rico en magnesio, muy beneficiosos para los  músculos y huesos.

La mayoría de alimentos verdes contienen ácido fólico, que es esencial para el sistema nervioso. Los alimentos verdes también son muy beneficioso para el hígado y la vesícula.

Lo ideal y recomendado es poder incorporar a nuestros platos cuantos más colores mejor, pero no siempre es tarea fácil, por lo que debes intentar que si en un mismo plato no puedes poner muchos colores, al menos intentar comerlos todos durante la semana.

Ahora sabes qué color es alegría y salud!

EJERCITAR LA MENTE

Sabemos que el ejercicio físico es imprescindible para gozar de un salud de hierro; debemos al menos, hacer 30 minutos de ejercicio diario. Pero, ¿por qué debemos cuidar al cuerpo y no a la mente? Tan importante es tener buena salud como gozar de una mente sana y cuidada, y es que a la larga, nuestra cerebro es el que nos hace tirar hacia delante, el que decidirá nuestras funciones y dará las ordenes generales a todo nuestro organismo.

Entonces, ¿por qué no cuidar nuestra mente también? ¿Cómo podemos hacerlo?

Los ejercicios cerebrales aumentan el porcentaje de supervivencia de las células cerebrales, al mismo tiempo que las conexiones entre ellas. Expertos han afirmado que existen ejercicios o actividades cerebrales que al realizarlos rompen la rutina del cerebro y activan partes más dormidas o asentadas del mismo. Estimulan los sentidos haciendo que la persona atienda con más concentración, capacidad y memoria.

Existen varias clases de ejercicios dependiendo lo que queramos reforzar. Por ejemplo, para la memoria es recomendable leer, jugar a juegos que la estimulen,  bajarse aplicaciones para estos fines… hasta bailar o hacer coreografías activan la memoria y la capacidad de retención.

No dejar de estudiar es un consejo importante. Se puede retomar o seguir estudiando a cualquier edad. Estudiar es una de las mejores actividades que se puede someter al cerebro. O también aprender un nuevo idioma, esto activará la parte comunicativa y semántica. ¿Nunca es tarde no?

Meditar. Si meditar; aunque parezca que meditar tenga que dejar la mente en blanco, mientras se medita se retienen acontecimientos, activan recuerdos y se fomenta la concentración, al mismo tiempo que reducimos estrés y ansiedad.

¿Y a los pequeños de la casa? ¿Cómo les ayudamos en este aspecto? Darles pequeñas tareas que sean rutinarias para que aprenda a memorizarlas es buen método, como por ejemplo, ser el encargado de recoger o poner la mesa, preparase la ropa del día siguiente, su mochila… son hábitos rutinarios que hacen que el niño/niña desarrolle su capacidad de memoria al mismo tiempo que de responsabilidad.

Los niños más crecidos también pueden empezar a memorizar teléfonos, direcciones de casa, coger transporte público…

Aunque es recomendable para todas las edades, se puede hacer una diferencia entre niños, adultos y ancianos puesto que la capacidad, reflejos… es obvio que no será igual, pero se recomienda que des de los más pequeños de la casa hasta los más experimentados traten de ejercitar la mente, al menos, unos minutos al día.

Mientras permanezcamos en estado de alarma y por motivos ajenos a nuestra empresa, la entrega de sus pedidos se puede demorar con respecto a los plazos normales. Disculpen las molestias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad